Granjas de spaghettis. El Minifundio en Galicia.

Hoy os traigo un “problema” con el que todos convivimos pero del que apenas nos damos cuenta hasta que no salimos de Galicia: el Minifundio. En anteriores generaciones, en el que la mano de obra joven era importante, lo más normal del mundo era tener como mínimo 6 hijos, para que en cuanto le ganasen un pulso al sacho se pusiesen a trabajar como esclavos. Esclavos de una tierra que entre tanta inmigración ha alcanzado el valor del oro. Y es que la mentalidad gallega llegó a un punto en el que todo hijo de Breogán quiere un metro cuadrado de hierba mojada donde poder caerse muerto.

Entonces llegó el problema: “Tengo 10 hijos y una finca de 2000 metros cuadrados y todos quieren su parte… pues la divido en 10 cachos que carallo!”. En vez de aprender de Cataluña en el que el hermano mayor se llevaba todas las tierras y a los demás hijos un poco de dinero y que se buscaran la vida, pues decidimos separar todo en miniminiminiminiminifinquitas.

En Galicia lo más común son terrenos pequeños y cuadrados pero existe un perfecto ejemplo de minifundio nivel experto. Me explico: Fincas de casi 400 metros de largo y según el catastro con una superficie de 550 metros cuadrados. Aplicando la lógica, si “p” entonces “q” y no “r”, el ancho de la finca sale de aproximadamente 1 metro y 36 centímetros… no entro ni con los brazos recogidos… Conclusión: Granja de Spaghettis. Aquí os dejo la prueba de la estupidez nivel Galicia:

Número catastral de la finca: 36055A044006570000UI

Os dejo un PDF debajo de la imágen con el Informe Catastral. ¿Veis todas esas linea? Pues ole los huevos del que tuvo paciencia para expropiar todas las fincas y construir la depuradora de Tui & cía.

Pero como todas las cosas en esta vida tiene una cara buena. Es difícil no tener algún terreno por pequeño que sea, y por ello un lugar donde plantar algunas “patacas”, así que: “de fame non morremos”!

También quisiera compartir unas palabras del profesor Álvarez Corbacho en un artículo de El País:

«En este sentido, el tan denostado minifundio, una de las características de la propiedad agrícola en Galicia, yo lo veo como algo positivo, como un elemento amortiguador de la propia crisis. Porque el minifundio está sirviendo como fuente de ingresos a través de un cultivo intensivo del mismo que permite a las gentes cultivar sus patatas, cebollas o lechugas, lo que supone un medio parcial de subsistencia. Ello impide que aquí ocurra como en Andalucía, donde, si no hay trabajo, como el trabajador agrícola no es propietario de la tierra, surge el hambre física. Aquí se va tirando, mal, pero se va tirando.»

Os dejo el enlace al artículo, pero después de leerlo fijaros en la fecha de publicación, es curioso como se repite la situación…

El minifundio impide que el paro encubierto en Galicia derive en hambre.

También os dejo otro artículos curiosos:

Los minifundios en Galicia

Esa extraña costumbre gallega, el minifundio

Por último os paso la página web en la que podeis consultar el Catastro fácilmente entre otros mapas. Espero que os haya gustado! Un saludo a todos!

Goolzoom

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “Granjas de spaghettis. El Minifundio en Galicia.

  1. Si todas esas fincas se cerrasen con tapia de piedra, y a la superficie de la finca se le restase la mitad del espesor de la tapia por cada lado, el paisaje sería una tapia anchísima, con ranuras paralelas que llamaríamos fincas…

    Tendría mucho futuro una patente de valla cuyo espesor se midiera en micras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: